Select Page

Las 2 caras de las Redes Sociales. La cara buena y la cara mala.

Ya estamos otra vez con lo mismo… Que si las redes sociales son buenas, que si son malas, que si ayudan a vender, que si no ayudan a vender, que si p’alante que si p’atras… En fin, haber si con el artículo de hoy sacamos algo en claro o lo mismo, lo enredamos aún más, todo sea dicho.

Está claro que casi todos los que utilizamos las Redes Sociales pensemos que las redes sociales no sean del todo, digamos, claras. Desde que se hicieron populares hasta el día de hoy, siempre ha habido quien las adora a la vez de quién las odia.  Lo único cierto en todo esto, es que lo verdaderamente importante es saber cómo y cómo no utilizarlas.

las dos caras-yin-yan

Pués venga, vamos a ver las dos caras de las Redes Sociales, la buena y la mala.

He comentado en muchas ocasiones (y no me cansaré de hacerlo) que las Redes sociales pueden aportar muchos beneficios a las empresas a la vez que algún que otro pequeño o gran problema. Por esto antes de comenzar a utilizarlas, debemos ser conscientes de cosas básicas, tales como TIEMPO, DEDICACIÓN, FORMACIÓN y PROFESIONALIDAD. Si no tenemos esto claro, os recomiendo que optéis por otra manera de hacer visible vuestra empresa o negocio, ya que si no tenéis esto bien claro, acabaréis odiándolas y odiando también a los que nos dedicamos a este apasionante trabajo, que es el Social media.

La primera de las dos caras; La buena.

Las Redes Sociales pueden aportarnos muchas ventajas tanto a nivel profesional como a nivel personal, siempre y cuando las utilicemos de manera correcta. Veamos la primera de las dos caras de las Redes Sociales. En este caso, las ventajas que ofrece la cara buena.

  • Las Redes sociales nos ayudan a comunicarnos. Todas las personas tenemos la necesidad de comunicarnos y relacionarnos con otras y, las Redes Sociales nos ofrecen la oportunidad de ponernos en contacto y compartir situaciones o momentos especiales con amigos, conocidos o desconocidos de todo el mundo con los que compartimos un mismo interés por alguna cosa.
  • Las Redes Sociales, si lo hacemos bien, pueden convertirse en nuestra mejor carta de presentación. Son una herramienta importante a tener en cuenta para dar a conocer nuestro trabajo y nuestra formación a quién le pueda interesar. Pensad que cada día más, las empresas echan mano de las Redes Sociales para buscar profesionales (Linkedin, a modo de ejemplo). Incluso examinan las otras Redes Sociales en las que tengan presencia para conocer mejor a sus posibles candidatos. Así que si este es tu caso, es necesario (diría obligatorio) que configures tus perfiles sociales y tu privacidad de la manera más óptima posible y ante todo, que seas muy metódico con lo que subas a ellos.
  • Las Redes Sociales no ofrecen entretenimiento e información a nuestro gusto y en tiempo real ¡Casi nada! Tenemos la posibilidad de elegir a quien seguir o qué es lo que nos interesa de los medios de comunicación para saber lo que está pasando actualmente en cualquier sitio.
  • Con las Redes Sociales podemos compartir lo que sabemos hacer. Cosa que ayudará a dar fuerza a nuestro trabajo o negocio. Compartir es ayudar y siempre el resultado es positivo sin ninguna duda.
  • Las Redes Sociales a modo de denuncia de la realidad. Este es para mi, uno de los mejores usos. Gracias a ellas se dan a conocer situaciones que en otros medios de comunicación pasan desapercibidas o simplemente no les interesa difundir. Además son una potente herramienta para organizar acciones solidarias de todo tipo. (Encontrar personas desaparecidas, denunciar abusos a animales o personas, etc)

las dos carass-sumo

Os preguntaréis: ¿Y para las empresas, qué?

  • Con las Redes Sociales las barreras, desaparecen. Con ellas podemos llegar a muchas más personas interesadas en lo que nuestra empresa hace y ofrece y darnos cuenta que las Redes Sociales no son sólo un mero catálogo de productos o servicios, sino que debemos aprovecharlas para hare que se conozca a nuestra empresa en ellas.
  • Con las Redes Sociales ayudaremos a la página web corporativa de nuestra empresa o proyecto profesional obtenga más visitas. Publicar contenido de interés en las Redes ayuda mucho al posicionamiento en Internet de la web y como consecuencia, al beneficio de la empresa. El uso de las Redes Sociales y el contenido de la página web de una empresa o profesional aportan un interesante valor añadido que seguro que agradecen nuestros seguidores y  a clientes potenciales. Utilizad la sección de noticias o blog de vuestra web para dar a conocer vuestro trabajo. No hay mejor forma de divulgar vuestros contenidos que hacerlos vosotros mismos. Nadie mejor que vosotros conoce vuestra empresa.
    Las ventaja de divulgar contenidos buenos y de calidad es que nos ayudarán a mejorar el compromiso de nuestros seguidores en nuestras Redes Sociales y en nuestra página web. Esto supondrá que nuestros clientes conozcan mejor nuestra empresa y que se animen a comprar o contratar los productos o servicios de nuestra empresa.
  • Con las Redes Sociales fidelizarás a tus clientes. Las redes ayudan a las empresas y a los profesionales a desplegar diferentes acciones de fidelización utilizando, ofertas, promociones o contenidos de interés que interesen a tus clientes. De la misma manera, también son una excelente herramienta para la captación de nuevos clientes, así que es importante que tengas un buen plan de Social Media preparado.
  • Con las Redes Sociales mejoraremos la buena imagen de nuestra empresa, proyecto profesional o personal. Transmitir una buena imagen en las redes es, a día de hoy más que importante, ya que lo que conseguiremos con ello es generar confianza entre nuestros clientes a la vez de los clientes potenciales. Es normal y entendible que las personas consulten las opiniones de una empresa antes de comprar sus productos o contratar sus servicios, por lo cual la buena reputación de una empresa en las redes, te ayudará tanto a mejorar como a empeorar. Si desatiendes tus Redes Sociales, contestas de mala manera y de mala gana a quien te pregunta, la tortilla se te girará negativamente. Por esto es importantísimo que gestionemos la comunicación con nuestros clientes, ya que como acabo de decir, si no respondemos bien en los problemas y dudas que nos planteen perjudicaremos la reputación de nuestra empresa.
  • Con las Redes Sociales, tenemos una excelente herramienta para una buena atención al cliente. Para fidelizar a nuestros clientes no queda otra que atenderlos. En más de una ocasión he dicho que  un cliente satisfecho es la mejor publicidad que existe. No hay otra que la supere. Si tus clientes hablan bien de nosotros atraerá a otros y así sucesivamente, cosa a tener en muy en cuenta.
  • Con las redes Sociales se intensifica la comunicación entre profesionales. Ayudan a los profesionales  y facilitan la comunicación entre ellos y las empresas. A esto se le llama networking.
    También nos ofrecen la oportunidad de reaccionar al respecto si la estrategia de la empresa en las Redes Sociales está funcionando como debe o tenemos que realizar los cambios necesarios para que lo haga.
  • Con las Redes Sociales disponemos de una excelente herramienta para analizar a la competencia. Observando e investigando las Redes Sociales de la competencia podremos saber qué están haciendo y que es lo que les está dando resultado y que es lo que no.  No hablo de copiar, sino de analizar el mercado para saber en qué lugar está nuestra empresa en relación a la competencia. Analizando a la competencia, encontraremos la información necesaria  para identificar las amenazas y fortalezas de la empresa. Esto es algo súmamente importante que nos ayudará a tomar las decisiones necesarias  para el buen funcionamiento de la empresa o proyecto profesional.

las dos caras-balanza

Ahora le toca a la segunda de las dos caras. La mala.

Acabamos de ver la buena de las dos caras de las redes sociales y ahora vamos a analizar juntos la otra, la mala. En alguna que otra ocasión podríamos decir mal uso en vez de malas, que parece que sea algo más suave. Eso sí, debemos tener bien claro que el mal uso de las Redes Sociales puede tener consecuencias más que negativas. Las Redes Sociales como sí mismas no las podemos catalogar como buenas o malas, pero si no las usamos con responsabilidad, la segunda de las dos cara, la negativa, puede acarrear consecuencias que sean perjudiciales, ya sean tanto a nivel profesional como a nivel personal. Así que, ojo con ellas y vamos a utilizar la cabeza antes de que sea demasiado tarde.

  • Las Redes sociales son uno de los lugares preferidos de los estafadores. Las estafas a usuarios en las Redes Sociales son cada día más frecuentes. Por eso es importante estar alerta y conocer qué estafas son las más comunes y evitar no caer en ellas.
  • En las Redes Sociales, la configuración de nuestra privacidad es vital. Es súmamente importante revisar cómo tenemos configurada la privacidad en nuestras Redes Sociales mucho antes de empezar a compartir contenido o mostrar alguno de nuestros datos personales.He de decir que hay quién los pone todos, cosa que… Bueno, ellos sabrán. Debemos tener claro qué es lo que queremos publicar y quién puede ver lo que publicamos. Así que, reitero lo dicho: Configura conscientemente tu privacidad en las redes sociales. A modo de ejemplo y quizás uno de los más comunes, es publicar cuando nos vamos de vacaciones o los objetos de valor que tenemos en nuestra casa (Pedazo de televisor, bestial, ordenadores carísimos, etc.) Otra cosa, cuidado con la geolocalización en nuestros Smartphone. Si los amigos de lo ajeno saben que estás localizable a 600 kilómetros de tu domicilio, es una información privilegiada para ellos y por descontado, nos hace más vulnerables a los robos.
  • En las Redes Sociales existen normas, por lo tanto debemos cumplirlas. Algo tan sencillo de entender es una de las primeras consecuencias de que se cierren miles de perfiles. Imaginad el problema que acarrea esto. Pérdida de todo lo publicado, pérdida de nuestra reputación, perdida de seguidores o amigos y un largo etcétera. Imaginad si esto le pasa a una empresa. Las consecuencias no son buenas, os lo garantizo y el daño que ocasiona a la empresa es muy difícil de reparar.
  • En las Redes Sociales existe la suplantación de identidad. Esta mala experiencia les suele pasar tanto a personajes conocidos como a cualquiera, sin dejar de lado a las empresas. Imaginad el daño que puede ocasionar esto. La suplantación de identidad es algo que escapa de nuestro control, ya que no se trata del uso bueno o malo que le demos a las Redes Sociales. Esto pasa y ya está. Lo único que podemos hacer en este caso es denunciar a los responsables de la Red Social que corresponda que estamos sufriendo una suplantación de identidad. He tenido la suerte que no me ha pasado nunca, pero conozco casos y puedo decir que es verdaderamente desesperante y angustioso.
  • Ahora hablaré de dos temas un tanto desagradables pero necesarios. Son dos fenómenos que afectan ante todo a niños y jóvenes menores de edad; El Ciberacoso y el Grooming. Dos temas, permitidme la grosería, asquerosamente delicados.
    El ciberacoso es la variación digámosle digital del acoso escolar. No es otra cosa que humillar a una persona reiteradamente mediante mensajes crueles e insultos utilizando para ello las Redes Sociales.
    Otro tema aún más escalofriante y asqueroso es el grooming, que no es otra cosa que adustos que se hacen pasar por jóvenes, comienzan una relación de  ciberamistad con menores de edad para convencerles que les envíen imágenes eróticas.
  • Las Redes Sociales, aunque no lo parezca crean adicción. La adicción a las Redes Sociales ocasiona serios problemas, tales como dejar de lado las obligaciones esenciales y necesarias para el día a día o la pérdida de tiempo, sobre todo para los más jóvenes, que viven pendientes de lo que se refleja de ellos en las redes sociales. Rectifico lo dicho; jóvenes y no tan jóvenes, que hay de todo en la viña del Señor (como estamos en Semana Santa, pues la frase viene que ni pintada…)

La mala de las dos caras en cuanto a las empresas se refiere.

  • Muchos profesionales confunden su perfil personal con el profesional. No puede ser que nos comportemos igual con nuestros amigos que con nuestros clientes. Pues esto debemos aplicarlo igual en nuestras Redes Sociales. Es necesario que tengamos claro qué es lo que vamos a compartir y quién será quien lo vea.
  • Las malas críticas y los indeseables llamados trolls. Si recibimos alguna crítica negativa lo que debemos hacer es aceptarlas y intentar argumentarlas y contrarrestarlas con las explicaciones necesarias para solucionar el problema que se nos plantea por parte de los seguidores.
    Hay quien se dedica a hacer comentarios  y críticas sin ningún tipo de principios con sólo la intención de molestar y hacer que se creen conflictos y discusiones entre los seguidores  y los responsables de las Redes Sociales. Llegados a este punto, lo idóneo es dejar de lado al que se dedica a hacer esto, ¡Al troll, vamos!, hasta que éste se canse de molestar y abandone, dándose cuenta de que a nadie le importa lo que hace y dice.
    Pensándolo fríamente, puede que las discusiones con otros usuarios puedan ser hasta beneficiosas para nosotros, ya que generan tráfico en nuestras Redes Sociales y es posible que algunos de nuestros seguidores salgan en defensa de nuestra opinión y, si además solucionamos correctamente la situación, mejore la reputación de nuestra empresa muy positivamente.
  • Aunque algunos no lo crean, las Redes Sociales no son gratis. Esperar buenos resultados requiere de tiempo y dinero y debemos tener en cuenta que estos resultados no son inmediatos. La notoriedad se crea día a día y con un trabajo firme y persistente.
    A veces nos toca pagar si queremos resultados. Como acabo de decir, las Redes Sociales no son gratis. Cada día más, los propietarios de las Redes Sociales disminuyen la visibilidad de los perfiles profesionales y de las empresas y les “animan” a invertir en publicidad. Todo y que a nadie nos gusta gastar dinero, puede que en algún momento, lo de invertir en publicidad en las Redes Sociales sea una buena práctica para atraer a clientes potenciales a las empresas para que compren sus productos o contraten sus servicios.

las dos caras-rrss

fotos cortesía de pixabay.

Termino ya. En definitiva las Redes Sociales, ya sea para uso profesional o personal nos muestran las dos caras, la buena y la mala, los pros y los contras, pero si hacemos uso de ellas de manera correcta y conocemos su ventajas y sus inconvenientes, seguro que nos resultarán tremendamente útiles, tanto para estar entretenidos e informados, buscar un puesto de trabajo o buscar nuevos clientes y fidelizar a los actuales. Todo depende del cómo las usemos.

Pues eso, que ya está por hoy amigas y amigos. ¡Hasta el próximo artículo! Ramon Bermúdez. Reacciona Marketing.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies