Marketing emocional o la experiencia de amar y ser amado.
Hola a todos y muchas gracias por visitar mi perfil. Soy Ramon Bermúdez, profesional en Marketing Digital, Redes Sociales y diseño Web. Te ayudo a mejorar tu presencia en las redes sociales e Internet.
Diseño web,marketing digital,social media,Castellar del Vallès,Salbadell,Terrassa,
19879
post-template-default,single,single-post,postid-19879,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Marketing Emocional. La experiencia de amar y ser amado.

experiencia-en-el-comercio

Marketing Emocional. La experiencia de amar y ser amado.

experiencia-en-la-playa

 

Qué puedo hacer para que mis clientes se sientan felices y mejor con ellos mismos cuando acudan a mi negocio…

Si lo que realmente buscas es llegar al corazón de tus clientes, hacerlos reír, solucionar sus dudas o que sean evangelistas de tu negocio, (por decir alguno de varios buenos motivos, claro), posiblemente te habrás echo esta pregunta en muchísimas ocasiones.

En cambio si éste no es tu caso, te recomiendo que dejes de leer este artículo y continúes con lo que haces habitualmente. (No valla a ser más de lo mismo: “¡Yo lo que quiero es vender y ganar dinero, los clientes sólo son para comprar, pagar, e irse. La culpa es de la crisis!”.Amigo o amiga, la crisis ha hecho un daño tremendo, doy fe de ello pero, ¿No crees que ya va siendo hora de espabilarnos?

 

En el fondo, lo que todos buscamos es algo muy simple: LA FELICIDAD.

 

experiencia-felicidad

 

 

Dicho esto, ten en cuenta que las marcas que nos hacen sentir felices, son las que ganan. Razón de más e imprescindible para que nuestros clientes acudan a nosotros.

Hoy en día nada es eterno y, como bien sabes, nada perdura y además nada es bueno para siempre. Seguro que conoces empresas con  muchos años de antigüedad que ya no existen, sea por el motivo que sea. Los tiempos evolucionan y si evoluciona el tiempo y nosotros no, pues hasta aquí hemos llegado…

Quiero compartir con vosotros mi opinión sobre qué pasa en el mercado en relación a las emociones (con respecto a la hora de comprar, claro) y cómo las percibimos.

  • La fidelidad no existe; ni a las marcas, ni a los productos, ni a los servicios, ni tan sólo a las personas.
  • Todos los productos y todos las servicios son iguales. La calidad es subjetiva. Dicho de otra manera: la calidad es puramente personal. A modo de ejemplo; para mí puede que una determinada marca de coches sea excelente  y en cambio para ti sea una castaña…
  • Las personas estamos saturadas y cansadas de todo… Y lo tenemos todo.
  • Los comerciantes y los profesionales piensan en ellos, no en sus clientes.
  • Una de nuestras escusas más frecuentes: “los consumidores nos hacen caso”.

Seguro que si me pongo a pensar, me saldrían muchísimas más conclusiones al respecto, pero quiero seguir escribiendo.

Bueno, pues dicho esto, os expongo mi respuesta:

  • Si queremos ganar la confianza de nuestros clientes (eso que es tan difícil de conseguir) sólo con el precio, te aseguro que no ganaremos ninguna partida.
  • Las personas siempre estamos buscando y buscando… Puede que sea algo más que el producto en sí.
  • Las experiencias siempre están ahí; existen siempre. Hagamos que sean satisfactorias para todos.
  • Aquello que nos genera y nos despierta sentimientos, es capaz de generar valor en nuestra mente.
  • No podemos dirigirnos a todos. Los catalanes decimos eso de: “Qui tot ho vol, tot ho perd” (Quién mucho abarca, poco aprieta)…
  • En el mercado hay personas; no son números ni indicadores de cuotas ni de estadísticas.
  • Las personas hablan escuchan y mantienen conversaciones entre ellas. Por lo tanto, los mercados son conversaciones.

¿Te has planteado que, aunque no te lo parezca, lo que realmente compramos son marcas? Razón de más para humanizar la nuestra y llegar al corazón de nuestros clientes.

Ahora, piensa:

¿Quieres vender mas a tus clientes o quieres satisfacer mejor sus necesidades?

Te argumento  esto en dos reflexiones:

  1. El vender como un sólo objetivo: Tiene un principio y un fin. Nada más. No deja de ser el negocio de la oportunidad y el oportunismo.
  2. La contrapartida; satisfacer como objetivo: Tómalo como principio básico para aspirar a una relación con tus usuarios duradera en el tiempo a través de experiencias positivas.

 

experiencia-flower-powerQuizás pienses: “Este tío es un Flower Power, piensa que todo es maravilloso…” Pues no amigos, (aunque sería fantástico, ¿verdad?). Vivimos en la era de las experiencias y compramos experiencias. Por lo tanto, ¿Cuál debería ser nuestro propósito? Servir experiencias a nuestros clientes.

Puede que pienses: ¡Qué experiencia puedo ofrecer yo a mis clientes si lo que vendo son pimientos! Pues puede que tus pimientos hagan feliz a alguien y que los use en su mejor plato para conquistar a la persona que ama. Fíjate si esto no es una experiencia.

¿Más experiencias? Tengo para todos…

  • ¿Tienes un bar? No vendas bar, vende estar vivo, salir de casa…
  • ¿Un gimnasio? No vendas gimnasio, vende inspiración.
  • ¿Vendes artículos de Lujo? No vendas lujo, vende premio y salir de lo habitual y colectivo.
  • ¿Tu negocio es una agencia de viajes? No vendas viaje. Vende dar las mejores memorias para ti y para tus hijos.
  • ¿Vendes Ecología? No vendas ecología. vende soy un ser mas evolucionado que tú.
  • ¿Quizás Vendes pintura? No vendas pintura, sino dar una nueva vida a tu casa.

 

Pues eso, que hoy en día no compramos simplemente productos o servicios, sino marcas que nos ofrecen experiencias. Por lo tanto nuestro propósito debe centrarse en lo anteriormente repetido y que no me cansaré de repetirlo alto y claro: servir experiencias a nuestro público. ¿A caso a ti cuando vas a comprar algo o a contratar un servicio no te gustaría que esto fuera así, que disfrutaras de una experiencia agradable la cual te solucionara tus dudas, tus necesidades?

Las cosas cambian y la manera de comunicarse, también. El marketing agresivo, aquel del que yo he hablado en otras ocasiones, ese que solo se centra en bombardear y avasallar al cliente con ofertas, precios y todo lo demás que tarde o temprano pasará factura (además cara), empieza a estar obsoleto y en el horizonte se ven nuevos brotes de que la cosa está cambiando. Aquí entra en juego el Marcom Branding, dicho de otra manera y sin tanto tecnicismo, al manera en que las marcas empiezan a ofrecer experiencias de valor más allá de las características meramente comerciales. A modo de ejemplo, la nueva manera de comunicarse se centra en que es emocional, ofrece vivencias, es sensorial y cómo no, ofrece experiencias. Nos hace una llamada a nuestro subconsciente y al de nuestro público objetivo y nos invita a dar lo mejor de nosotros con honestidad, pasión y entusiasmo.

Lo importante, ya no es comprar, sino comprar mejor.

No debemos centrarnos en sólo vender, debemos aspirar a ayudar a las personas (aquellas que compran, las que hacen que mantengamos nuestro negocio) a obtener una buena experiencia, aquella que les haga sentirse felices, tanto con nosotros como con nuestra marca.

No sé cuantas veces habré repetido la palabra experiencia en este artículo pero:

¿Y si os expongo qué entiendo yo como una experiencia de marca positiva con respecto a nuestros clientes?

Detalles como:

  • El cumplimiento de una promesa.
  • Dirigirse a un público objetivo, comunicarse e integrarse plenamente con él a través de las personas internas y externas a tu negocio utilizando los procesos necesarios y los puntos de contacto, de manera coherente.
  • Utiliza las cosas sencillas. No hace falta complicarse con historias raras.
  • Una experiencia de marca, está presente en nuestra mente antes, durante y después de haber comprado nuestro producto. Motivo más que importante para cambiar nuestra manera de pensar en cómo ofrecer nuestros productos o servicios. Si nuestros clientes están a gusto y disfrutan de la experiencia de la compra, serán los mejores embajadores de nuestra marca. No lo dudes.
  • Lo bueno de esto es que, si generamos experiencias, volveremos a ser los preferidos de nuestros clientes cuando ellos lo deseen y conseguiremos la fidelidad dentro de la infidelidad de la que he hablado anteriormente.
  • Porque lo que demandan los usuarios a día de hoy es alguna cosa más que un producto o servicio: Experimentar emociones y sentimientos, además de usar el producto.
  • Porque debemos diferenciarnos de nuestra competencia y hacer algo diferente a ella. El acoso y derribo comercial lo único que crea es indiferencia, ya que todos lo hacen.

Ya ves que, por suerte para todos, la manera de comunicarse empieza a ser diferente a lo habitual y cada vez más impera el centrarse en la persona que visita nuestro negocio o servicio, porque se siente atraído por lo que lo acompaña y no sólo por que tus precios son los más baratos o porque eres el más molón. por lo tanto:

 

¡Cambia el chip! Deja de ofrecer productos o servicios y empieza a pensar en cómo ofrecer experiencias para que no se olviden de ti ni de tu negocio.

 

 

experiencia-chip

 

 

Espero que os haya gustado este artículo. Lo he redactado con el corazón, os lo prometo.

Lo siempre dicho, Si necesitáis ayuda, aquí estoy yo para brindárosla. Es mi pasión y mi trabajo.

¡Hasta el próximo artículo, amigos!

Ramon Bermúdez, desde mi marca personal y desde mi experiencia positiva: Reacciona Marketing.

Ramon Bermúdez on EmailRamon Bermúdez on FacebookRamon Bermúdez on GoogleRamon Bermúdez on InstagramRamon Bermúdez on LinkedinRamon Bermúdez on PinterestRamon Bermúdez on Twitter
Ramon Bermúdez
Social Media Manager y Diseñador Web en Reacciona Marketing.
Te ayudo a mejorar la presencia online de tu negocio o proyecto personal.
No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
cerrar
Suscríbete

Apuntate a nuestra newsletter