Vender de cualquier manera no. Hacer las cosas bien, si.
Hola a todos y muchas gracias por visitar mi perfil. Soy Ramon Bermúdez, profesional en Marketing Digital, Redes Sociales y diseño Web. Te ayudo a mejorar tu presencia en las redes sociales e Internet.
Diseño web,marketing digital,social media,Castellar del Vallès,Salbadell,Terrassa,
20143
post-template-default,single,single-post,postid-20143,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

Vender sea como sea o hacer las cosas bien.

Todos los comerciantes, las empresas, los profesionales autónomos, etcétera, quieren vender sus productos. Pero ¿Cuantos de ellos saben cómo hacerlo?

 

vender-productos

 

Alguno habrá que si sepa, claro está, pero a una gran parte de ellos les queda una larga trayectoria que recorrer. Está claro que el objetivo de todas las empresas, (si, digo TODAS,) es ganar dinero generando ventas, sea de la manera que sea. Hasta una ONG tiene como objetivo ganar dinero generando ventas, ya sea a corto, medio o largo plazo.

Vamos a analizar juntos los errores más comunes que, casualmente,son bastante iguales en cualquier tipo de empresa, ya sea grande, pequeña, un profesional independiente, etc.

Existen una serie de puntos indispensables a la vez que fundamentales que todo vendedor o comerciante debería tener en cuenta antes de empezar a vender.

¡Vamos al ello!

Lo primero que debe hacer cualquier vendedor, empresa o comercial es estudiar, conocer y probar su producto. Parece obvio, ¿Verdad? Os aseguro que en mi trayectoria profesional, me he encontrado de todo. Comerciales sin apenas conocimiento de su producto o con falta de argumentos, es una realidad que todavía ronda por ahí. Como comercial y profesional, no podemos de ninguna manera dejar una pregunta por responder sobre nuestro producto o servicio, ya que es muy seguro que no tengamos una nueva oportunidad para volver a explicarnos de nuevo. Más adelante, podemos ampliar la información a nuestros clientes si lo necesitan, pero nuestro cliente debe tener en todo momento las ideas muy claras de la funcionalidad de nuestro producto o servicio y qué necesidades le va a satisfacer.

Estoy seguro que en cualquier empresa existe “aquel producto que no se vende”. No se trata de que el producto sea malo todos sabemos que NO hay productos malos. Otra cosa diferente es que nos guste o no, ya que lo que para nosotros pueda ser malo o difícil de vender, para otros será excelente. En fin, siempre está aquel fantástico producto que pensamos que no tiene salida en el mercado y no es cuestión de fallo en el diseño del producto ni nada por el estilo, sino del planteamiento comercial que se le dé.

Conocer a nuestros clientes.

Es importante (diría que obligatorio) tener bien claro quienes son nuestros clientes, cuales son sus características y qué necesidades les cubre nuestro producto o servicio. A modo de ejemplo, una tienda de barrio puede vender un helado sin lactosa y que este no tenga aceptación entre sus clientes. Es aquí cuando debemos aportar a nuestros clientes algo más que mera información del helado. Si le hablamos de las ventajas que tiene para el organismo, tales como que es rica en calcio, potasio fósforo, sodio zinc entre otros minerales beneficiosos para la salud, seguro que más de uno saldrá convencido y comprará el helado sin lactosa y lo disfrutará felizmente.

 

vender-helado

 

 

Dicho esto, conocer a nuestros clientes no solo consiste en tener una buena relación con ellos, sino en conseguir generar en ellos una gran empatía entre ellos y nosotros. Debemos escuchar sus necesidades y estar atentos para procesar la información que nos están transmitiendo. Dicho de otra manera mucho más sencilla: si hemos captado o no su atención. Escuchar a nuestros clientes y conocer sus necesidades es primordial, pero a su vez es igual de importante analizarles para así descubrir sus intereses.

Los profesionales que verdaderamente conocen y dominan sus productos, tienen claro los beneficios que ofrecen, pero de nada sirve  si el cliente final no los percibe (que no lo engancha, vamos.) Puede ser que la competencia trabaje mejor este tema y acabemos haciéndole gran parte del trabajo. Es posible que el producto en sí despierte un cierto interés en el cliente y si no lo argumentamos correctamente, nuestra tienda o empresa será un excelente escaparate de nuestra competencia.

En el mercado actual en que la competencia es voraz y hay tantos productos iguales, debemos plantearnos la manera de vender centrándonos en satisfacer las necesidades de nuestros clientes, de qué es lo que les va a solucionar y cuales de estas necesidades les va a cubrir.

 

vender-satisfaccion

 

Como conclusión, conocer bien nuestro producto o servicio es importante, pero es igual de importante conocer a nuestro público objetivo y saber que necesidades les cubre nuestro producto.

 

Hasta el próximo artículo, amigas y amigos.

Ramon Bermúdez. Reacciona Marketing.

Ramon Bermúdez on EmailRamon Bermúdez on FacebookRamon Bermúdez on GoogleRamon Bermúdez on InstagramRamon Bermúdez on LinkedinRamon Bermúdez on PinterestRamon Bermúdez on Twitter
Ramon Bermúdez
Social Media Manager y Diseñador Web en Reacciona Marketing.
Te ayudo a mejorar la presencia online de tu negocio o proyecto personal.
No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
cerrar
Suscríbete

Apuntate a nuestra newsletter